...saborea las cosas...

Textos: Aletz


  V/A Emergente
Emergente
V/A
Suave

Antes que nada, esta reseña resulta un poco más extensa de lo normal, el disco en sí es taaaan provocativo. Este audiomunchies #13 es muy largo, así que se lo dedicamos por completo al Emergente. Es un lugar común, decir que la música en el mundo se gestó desde que el hombre aprendió a ensamblar, y es una total mentirota quien se crea el viviente más chicho para la composición, porque la música viene como herencia a través de los años y todos siguen un parámetro ya establecido. Por eso, así como se crearon los modales para comer, existen los moldes en la música, aunque haya despistados de la crítica subjetiva melómana que no lo aceptan o no lo conocen. Con el paso del tiempo, la música se va innovando, divulgando más y los clichés se ponen en frente para todos los humanos al mismo tiempo, hoy resulta extraño adjudicarse la creación de la vanguardia, sin embargo, gracias a los dioses auditivos, el espíritu personal en cada uno de los músicos sigue vivito y coleando en todo el mundo, sólo seguirá hasta que algo cambie por completo. En México, hay bandas, hay músicos y todos buscan su parte del pastelito. Este año 2002, pocos productores de discos en México se pusieron las pilas un poquito. Luego de que no existen suficientes compilaciones consecutivas ni al año, ni al mes, ni a la quincena y menos de alcance global; no hay cultura del disco; no hay respeto a los derechos reservados ni a los músicos ni a los sellos (aunque se intente de todas las formas éstos terminan en promesas y cenizas); siempre las mismas 1000 bandas mexicanas ó las que sean solicitadas para los mismos medios, los mismos productores, los mismos cineastas, los mismos conciertos, los mismos estilos, los mismos gustos, las mismas disqueras, el mismo círculo, las mismas hipocresías, los mismos productores, la misma maquila, etc. O no hay dinero o no hay disposición de los grupos, son miles de etcéteras heterogéneos que dan mucho de qué hablar con los ejemplos de la música en nuestro país. “N” cantidad de pretextos los hay. PER0 se tuvo el “Emergente” un (pequeño a mi parecer) retrato de la escena alternativa mexicana. Y no es por menospreciar a este discote, sino que de plano me da coraje que no haya soluciones al corto plazo hacia la buena proliferación de música en el país, significando ello que no se deba seguir siempre el mismo molde de otras bandas (con todo respeto) como Botellita de Jeréz, Korn 2, Pixies 3, Café Tacvba 4, Molotov 9, El Tri 10,000, Caifanes forever!, Coda again, otro Maná, ultra Santa Sabina, otra vez Happy Mondays, The Beatles, fusil Primal Scream, Maldita Vecindad 45,000, Kraftwerk infinito, la crema de la misma crema, etcéteras. (sic incluidos y gran admiración para los antes mencionados). Hay que comentar en primer nivel el diseño que es bastante bueno, por parte de mi amigo Gerardo Yépiz, famoso por su seguimiento del rock nacional a través de Peyote!, además de su hiperactivismo en Acamonchi, Arte Postal y demás ponencias por el mundo. Genial selección de diseño. La música habla por sí sola. Lo que me deja este disco es un chorote mareador (de aquellos), pero lo que suena bien chido es que conocidos míos admirables u odiosos, huraños o complacientes, amigos o no, están presentes en la compilación de Suave, el gran sello prometedor que apareció tan pronto y ahora no se sabe qué editará. Por lo pronto, se avienta a promover 30 canciones, de las cuales hay muy buenas, pocas regulares y una aunque curiosa resulta pésima. Este disco es doble, el primer CD lo comienza Silverio con la rola “Yepa, Yepa, Yepa”, donde el guitarrista más funky de Titán ejecuta una especie de audio entre Rigo Tovar y Polymarch postmodernos, el track es pegajoso y chido para presumirles a los suecos, a los brasileños o ingleses de que acá también hay buen kitsch y glam musical. Luego viene otro Titán alias Sonido Lasser Drakar, sampleando en especial el tema de la serie televisiva Knight Rider, famosa entre la generación 70-80, un track divertido y chidin titulado “Pontiac Firebird ’82”, más aplausos. Luego viene un track suculento, con loops y todo, suena perfecto para mezclarlo en vinilo, se trata de “Holy Páprika!” de Cometa, un proyecto electrónico formado por José Carlos Gutiérrez, bastante chido el buenas noches, buena tarde, buenos días y la parte del final a la Sutekh versus Kraftwerk. El espíritu Juan García Esquivel contemporáneo ha despertado entre tantos mexicanos que da gusto saber de ello, aunque esperamos no se vicie todo ello y se procure generar algo siempre chingón. Luego sigue la dinastía del Real, como Natos (ahora Latin Lics), Ramiro del Real, produce “Danzón-Era” bailable, latino, sabrosón y samplea. En vivo son la ostia, este señor ejecuta djembé, guitarra, bajo y coros en vivo como todo el show, del otro lado el Lic. Joaquín Rosendo con quien se propone salir del anonimato y promoverse en la escena groove del bueno a nivel mundial. “Cha,Cha,Cha” es un tema bastante genial por su originalidad ante los samples y la ejecución digital, creado y ejecutado por el Instituto Mexicano del Sonido, genial por el Dj Pata Pata, tal y como lo dice su email “de aplausos vive el músico”, otros tantos muy merecidos para usted. Continúan 5 minutos de calidad con Duopandamix y su “Royal Robot”, una especie de ruidismo, sampleo y logística digital bailable en manos de dos mexicanos muy talentosos dentro del sello tijuanero Static, ¡bastante chido! Sigue la canción “Chemis #2” de Panterss, que cae en lo monótono y lo secuencial, aunque tiene su mérito, queda un poco plana, no sé si Aphex Twin tenga culpa de ello o de plano los Yello suenan mejor. La rola #8 es la favorita del disco y se llama “Memoria” hecha por el destacado Fernando Corona alias Murcof, su proyecto paralelo a Terrestre, bajo un estilo minimal, dense, hi-tech, sonidos análogos de categoría, violín delicioso y beats suculentos. La cultura digital y musical en Tijuana está al nivel de su vecino fronterizo, además de que la interpretación de este músico (de los de verdad) ha hecho que lo editen around the world, lo vi en vivo en el Sónar 2002 y me parece que The Leaf Label es el sello adecuado aunque no el mejor, por ello Murcof está donde está, otro aplauso como en Barcelona. Como Smoke, Eric se puso las pilas desde que se integró al Parador Análogo y ahora fila en Ataraxia, el crew sigue fiel a su objetivo de transportar la cultura de los ritmos y géneros electrónicos o acústicos menos favoritos en México y la cultura underground bajo cualquier pretexto admirable, aquí producen “Wise (Smoke meets da dub maista)” un track por demás industrial y fuerte, con dub de fondo, atmósferas felinas y un bajo guapachoso, demasiado amor por el arte sonoro. Polifonía Visual presenta “I want my gtr”, producida en Texcoco, es un buen homenaje para todos los gurús de los pixeles, sintetizadores y vocoder, ochenterismo mexicano del 2002. Ghaia es Julio C. De la Garza y presenta un track electro pop titulado “Tai”, bastante chido, con pianitos y loops interesantes, un tema bailable muy estilo europeo pero al fin de cuentas mexicano, sin omitir que viene desde la gran Chihuahua, saludos hasta allá donde se hace buena música. Balboa pone “Dirty Rio” un track excelso, si de algo puede presumir este señor es la imaginación y noción de ritmos, suculentas percusiones con una voz femenina fenomenal, sampleo jazzy y efectos digitales, bass durísimo y arquitectura computacional genial como siempre. Fiel seguidor de la vanguardia mundial y apostador de la buena música, enhorabuena. Santos son Diego Suárez y Matías Barberis, promueven su canción “The world is going to hell”, un título apocalíptico pero un sonido electrónico entre house o techno pop, sutil y refinado, bastante decorativo y la voz en inglés le da un tono de Dandy Sound System, bastante divertida y bailable. El CD 1 lo termina el pelirrojo Sánchez Dub con “Dance May”, seis minutos y 31 segundos de su muy estilo personal para crear música, experimental y juguetón, pero los bajos son bastante buenos, amante del sonido calypsoraggadubhiphop, aunque estático es volador. En el CD 2 que es más rock y rap, abre Orgullo Mexicano y la canción hiphop groovy “El sindicato de morenos” llena de scratches y curiosos discos, los MC cantando entre crítica social con sus consejos hacia nosotros los morenos y anécdotas personales, sobre todo escucharás el nombre de la banda y sus ideales al estilo mexica gangsta rap. Le sigue mi canción favorita del disco 2 “Polvo”, con los excepcionales o cotizadísimos divos de Bikini generando un súper minimal rock entre Komeda varonil meets Girls Against Boys, con una lírica de acento fresón pero sonriente y muy pachecona, una bataca chingona que sigue el metrónomo hermano, guitarras entre psicodélicas y supersónicas, esto suena sin quitarle ningún mérito al excelente ex Fobia y sus colaboradores, suena muy suave al igual que todos sus proyectos y producciones, la onda es “nada te puede detener”. Luego vienen Los Fancy Free, ahora con Emilio Acevedo y Paco Huidobro tras la producción, recuerdo muy bien un toquín de esta banda mitad sueca y mitad mexicana por aquél entonces en la Condesa y un mini desfile de modas de ropa usada, tocaban con Martin Thulin, el baterista Pedro Martínez (ex Consumatum Est) y el bajista Federico Fong (La Barranca). Tal y como lo reseñaron en Rockdelux en España, Thulin sigue la pista de aquél rock de los 50 o de los 90 y lo acopla a su idea de electro pop inteligente (recomendable también su demo tape) y en forma la canción “Voltaje is Ok!”. Sigue Intestino Grueso y “Chica Moderna”, una banda punk rock entre la Condesa y el movimiento näif del D.F., muy al estilo vamos a tocar punk y decir algo divertido, que intenta ser postmoderno y contradictorio, punk para fresas y amantes del hype under en la gran capital. A Sofá los conocí por el Bitle alias Luis Domínguez, bajista ahora guitarrista de Niña y Vicio allá en Monterrey. Con él, se acoplaron los hermanos Carlos y Jorge Cháirez, el señorito Gil Cerezo (famoso por Pasto y ahora los mainstream Kinky) y Camacho (ahora la bataca en Resorte) presentando su canción pop y melosa “Oda al foco”, buena para dejar legado de lo que era la banda ya que tenían un buen repertorio de canciones y buen nivel, ahora extintos o parados en el tiempo, de estos músicos se les acepta cualquier cosa que sólo sea buena música. La rola que le sigue es de los divertidos y prendidos Niña, donde Alejandro Isassi ha dejado huella en el under social de Monterrey, tanto por sus proyectos y el sello regio Happy Fi, esta ocasión con el track “Godzilla”, rock indie mexicano sin más detalles. Destaca que en este compilado haya la presión de la denominada avanzada regia, ya que se juntaron gran parte de bandas nuevas de por allá producidas o al menos recomendadas por un Plastilina Mosh. Revólver ofrece la canción “Bon Soir” muy al sonido Pixies y casi instrumental, pareciera que Kim Deal toca el bajo, Frank Black canta y Joey Santiago se echa los plumillazos. El track 8 es para una de mis bandas favoritas de Monterrey, Maple, con su rock pop entre hi-fi o lo-fi, tienen buenos riffs, buenos efectos y la bataca de lujo. La voz de la señorita Karina Sánchez es excelsa y consentidora, aunque muy al fondo de la canción con los otros sonidos que le dan motivos de rock agradable regiomontano con el tema “Píxel 1”, ojalá no se desintegre esta banda. Modular aparece con una canción de rock con influencia inglesa y fraseos pop cotidianos, pero me gusta la idea de aplicar “Psicología General”, la solución no puede esperar, las trompetas están chidas. Misioneros interpreta “No quiero”, un beat prendidón entre pop, metal, happy punk y rock, su rola dice que no quieren ir al Sanborn’s y que alguien es nuevo aquí, ellos lo saben, al menos el vocalista dice que lo sabe, ni otro más, hasta el final dejan un solito de guitarra, Nacho Desorden sigue dando más a su historial rocanrolero. “Betty Blue” es un track simple, muy melodioso y nostálgico por parte de Arizona, una canción tan triste pero tan bonita y pegajosa, me late la voz de Andrea Suárez, los bajos y los tecladitos tiernos y chidos, emo, rock o pop adhoc al estilo Kranky Records. Dendron presenta una buena canción “Here on Stereo”, es el otro proyecto de Alejandro Isassi, que tiene colaboración en vivo por allá en Monterrey con miembros de otras bandas famosotas de Nuevo León, aquí canta una canción triste y melancólica, con panderos, claps y demás sonidos, coros del mismo Issasi y todo bajo su tutela, me gustaba mucho un rap que tenía bajo el alias Yokovibe. Falcon toca “I Lobby”, con más sonidos y ruiditos, una base entre trip hop y fiel al sonido postrock, buenas atmósferas y uno que otro sintetizador llamativo, rock instrumental que suena muy bien. Pistol Chunky sigue con cierto estilo peculiar entre la avanzada regia: los Flaming Lips han hecho mucho de ello y The Beatles también. Nos dejamos llevar como lo canta en “Cámara lenta”, rock del nuevo sonido que quieren bajo el sello Happy Fi. Sigue un tema divertido y chingón, buenas guitarras y programaciones, la otra parte experimental del Café Tacvba, hasta ahora Rita Cantalagua ¿mañana?, con riffs de nostalgia y acentos guapachosos de primer nivel produce como Villa Jardín “Misiones”, una música bonita para musicalizar literatura mexicana contemporánea, de fácil acceso para lectores de José Emilio Pacheco y José Agustín, por cierto que el nombre de la banda es una sección por allá en Cuautitlán, estado de México. La última canción del disco no sé si opinar o dejar que ustedes opinen, pero hay que definir si se hace arte musical u ocio como esta canción, al parecer estos muchachos hijos del radio y la televisión, se burlan de sí mismos, de sus cuates en el D.F. lo siento pero Fisko 23 se lleva un tache por póusers o chistositos, en “Qué vamos a hacer” es algo así como un track más por influencia de sus autores que por calidad en la selección del tema, estoy seguro que había mejores bandas para seleccionar, aunque éstos profesionales presuman de sus logros mercadotécnicos y demás blablabla, hay de buena música a muy mala. Algunas frases son chistosas y otras de plano, demuestran el ocio que se puede tener si tienes dinero, una computadora, cualquier instrumento, querer ser famoso, mucha imaginación o lo que quieran Mauricio Rosas y Cambar Gutiérrez, pero por favor, más respeto a la música y sobre todo a sí mismos, aunque en la canción nos enteremos que les gusta la mota, es muy personal, demasiado entre sus amigos, se necesita conocerles bien para realmente valorar lo que hacen, a simple escucha deja mucho bueno qué decir y poco qué aportar (aunque ese haya sido el objetivo, más dadaístas no pueden querer ser). Ya para terminar, este documento Emergente merece un aplauso por el logro de Suave, aunque no sepamos si en realidad es por el bien del rock y la electrónica mexicana o por llevarse las palmas como el único observador de la música mexicana, me reservo los comentarios a ello, ya que pasaron por inadvertidas a muchas otras bandas merecedoras pero no menos que las que están aquí. Ánimo por ello y felicidades a los que de plano se sabe que tienen el mérito, tal y como lo redacta Suave “resultado final de escuchar cientos de demos, bandas y proyectos de todo el país que fueron seleccionados de diferentes formas para llegar así a un testimonio de lo que es la escena del rock, rap y electrónica del 2002”. A ver si sale otro. Se lleva el premio a mejor y única compilación NACIONAL 2002 de música en general.

Make your own free website on Tripod.com